browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

La Fresneda y su entorno

La Comarca del Matarraña y los Puertos de Beceite se sitúan en el este de la provincia de Teruel.  Sus influencias con las tierras Aragonesas, Valencianas y Catalanas convirtiendo el territorio y sus gentes en un increíble tapiz de costumbres, paisajes e historia, con el que se sorprende al viajero cuando se adentra a medio camino entre el Mediterráneo y el interior de la península.

Los 18 pueblos de la Comarca del Matarraña con sus peculiaridades, sus bellos paisajes naturales y sus grandes monumentos.

La Fresneda es un municipio de la provincia de Teruel, perteneciente a la Comarca del Matarraña, está declarado Conjunto Histórico-Artístico desde 1983.

En la localidad no falta ningún servicio básico: Médico,  farmacia,  oficina de Correos,  oficina de Turismo, panaderías, carnicerías, supermercados, restaurantes, cafeterías, centro de belleza, gimnasio, pista de pádel, frontón, piscinas, caja de ahorros, etc.

La plaza Mayor es uno de los conjuntos arquitectónicos más armoniosos y bellos de todo Aragón, destaca el Ayuntamiento concluido en 1576 de estilo gótico-renacentista, se encuentra representado en el Poble Nou de Barcelona al igual que el palacio de la Encomienda, singular edificio del siglo XVI, donde tenía su residencia el comendador de la Orden de Calatrava.

A 4km. de la población, se encuentra el antiguo convento de los frailes Mínimos del siglo XVI, en medio de un paisaje con cultivos de olivos, almendros, viñedos y toda clase de plantas aromáticas,  podrás encontrar la paz paseando por los pinares del Valle del Silencio, y bajo la mirada de Ntra. Sra. la Virgen de Gracia  a la que se le atribuyen tantos milagros.

A 2km. está el río Matarraña, donde te puedes bañar, rodeado de vegetación, chopos , frutales como cerezos, melocotoneros y diversidad de huertas cultivadas.

En lo más alto del pueblo, se sitúa la iglesia de Sta. María la Mayor (siglo XVII), El Castillo Calatravo y las ruinas de la ermita de Santa Bárbara, a la que se accede a través de un bucólico sendero flanqueado de centenarios cipreses que delimitan la línea de subida. Arriba, la gran plataforma de una montaña sagrada, observatorio luni-solar desde donde podrá presenciar maravillosas vistas y salidas de sol.